Mayra Lineth, La Adolescente Guatemalteca Que Demandó A Sus Padres Para Evitar Un Trato Matrimonial •

Mayra Lineth, la adolescente guatemalteca que demandó a sus padres para evitar un trato matrimonial

Vistas: 1465
0 0
Tiempo de lectura:4 Minuto(s), 55 Segundo(s)

[advp-banner id=”1″]

A los 14 años, Mayra Lineth Pop Maquin quería irse de casa, pero no por el típico arrebato adolescente. Quería seguir estudiando y quedarse para casarse, entregarse a un niño siete años mayor que ella y al que ni siquiera conocía. Sus padres no tenían dinero para la escuela y dieron en matrimonio a su hija mayor para empezar. Su propia familia, después de todo, era la norma en su comunidad, el pueblo chino de Cadenas en la parte guatemalteca de Izabal. “El 1 de noviembre, hace cuatro años, llegó un niño. Ni siquiera era mi amigo, habló con mi papá y mi papá estuvo de acuerdo y luego empezó a preguntarme si quería casarme y le dije que no quería nada, solo quería estudiar. Mi papá me dijo: “No tenemos dinero”, y me quedé allí sin saber qué hacer. “Intenté muchas veces decirle que no, pero él no me entendió”, recuerda.

Pero no se rindió. Con la ayuda de una organización no gubernamental que llevó a cabo un programa de educación para niñas en su comunidad, llevó su caso ante la justicia. En ese momento, el matrimonio infantil aún no era legal en Guatemala y la práctica era común, especialmente en algunas áreas rurales y pueblos indígenas, como los q’eqchis, a los que pertenece Pop. “En el caso de Mayra era la segunda vez que iban al orden y estaba muy preocupada porque creía que la tercera vez que venían sus padres a dar a luz. Sus familiares, continuando con sus conocimientos ancestrales, estaban decididos a entrégalo ”, explica Karen DuBois, directora del programa dedicada a las niñas de Fundaeco, el equipo que ayudó a la adolescente con su educación.

Te podría interesar...  Draymond Green de Golden State Warriors pide un doble rasero en el trato de la NBA a los jugadores

A principios de 2017, el caso de Pop llegó a un tribunal de primera instancia de menores, que dictaminó que no podían obligarla a casarse. El juez determinó que esto violó sus derechos y entregó la custodia a su abuelo paterno. Además, la sentencia obligó a la adolescente a continuar sus estudios y recibir tratamiento psicológico y a sus padres a ir a la escuela de adultos. “Me sorprendió porque no sabía que iban a hacer algo por mí. “Mi papá se enojó un poco porque no le hizo caso, pero por eso estoy aquí y sigo estudiando (…) Me sentí libre y estaba muy feliz porque fui salva”, la joven al teléfono de Livingstone viajar los fines de semana desde que la pandemia comenzó a apoderarse de Internet y cubrir su carrera forestal.

El éxito en sus estudios es un símbolo de su victoria y una señal de que el estudio era realmente lo que quería, a pesar de las críticas que recibió en su comunidad cuando decidió romper la regla. “Me dijeron muchas cosas, que nunca me iba a graduar, que fui a buscar hombres e intenté quedar embarazada y me puse a llorar, pero mi mamá me dijo: ‘No te preocupes’. “Decidiste no casarte y eres libre de hacer las cosas como quieras”, recuerda. Ahora, su historia es un impulso para otras niñas que vieron cómo Pop logró convertirse en la primera en su pueblo en terminar la escuela secundaria e ir a la universidad, un logro que logró celebrar con sus padres.

“Su relación no se rompió” (Fundaeco) se comprometió a acompañarla en el proceso de gestión de la beca y su permanencia en otro departamento. Pero cada vez que vuelve a descansar, vuelve a vivir en casa con sus padres. De hecho, nunca dejó de vivir en la casa de sus padres. “Pero las decisiones sobre su vida no las podían tomar sus padres, él era responsable de un abuelo”, explica Karen DuBois. Su organización consiguió dinero para que la adolescente estudiara ingeniería forestal en una universidad privada en Petén, un desafío académico y lingüístico porque Pop no hablaba español con fluidez. Pero no solo compensó la diferencia, sino que también se convirtió en la mejor estudiante de la escuela en matemáticas y física.

Te podría interesar...  Facebook levanta la prohibición de anuncios políticos para las elecciones de segunda vuelta en Georgia.

Ahora quiere terminar sus estudios, convertirse en protectora de la naturaleza y ayudar a otras niñas, para que no tengan que dejar la escuela por falta de recursos. “Algunas personas me dicen, ‘Mayra, eres una buena perra porque cualquier mujer en tu cultura haría eso’. Muchas chicas me dicen: “Qué bueno que te vayas a graduar, quiero verme así. ¡Me gustaría ser como tú! “Algunas chicas querían seguir estudiando, pero lo que realmente nos afecta es que eso no tiene nada de malo. Muchas no tienen dinero”, explica.

Guatemala prohibió el matrimonio infantil a fines de 2017, pero estas uniones no han terminado por completo, especialmente en las aldeas indígenas, donde se considera una práctica ancestral, explica Karen DuBois. Y aunque cree que es cada vez menos común, sospecha que la pandemia pudo haber provocado un aumento en la entrega de niñas a hombres, pero no hay forma de verificarlo porque la crisis de salud ha reducido la presencia institucional en estas zonas remotas.

Save the Children advirtió en un comunicado reciente que la crisis de Covid-19 podría aumentar los matrimonios infantiles forzados. Él estima que para fines de 2020, unos 12 millones de niñas en todo el mundo se verán obligadas a contraer matrimonio, a menudo con hombres mayores, lo que tendrá un impacto en “el aumento de los embarazos de adolescentes y la deserción escolar”. . “Este aumento significa un retroceso de 25 años de avance, durante los cuales se logró reducir las tasas de matrimonio forzado en niñas”, advirtió la organización.

Para Mayra Pop, la pandemia significó regresar a la casa de sus padres desde la Universidad de Petén para seguir una educación a distancia, lograr su objetivo de graduarse y encontrar trabajo. Entonces sí, dice, tendrá tiempo para pensar en el matrimonio. “Sí, obviamente me gustaría casarme, pero no sé cuánto tiempo, cuando tenga todo para mis hijos, para que se lo aprovechen”.

Te podría interesar...  Pepe Aguilar y sus hijos rinden homenaje a Flora Sylvester

[advp-banner id=”2″]

Sobre el autor

DINoticias

Prensa De Impacto Noticias
¡Hola! Gracias por visitarnos, sin embargo, para brindarte una excelente calidad en nuestro contenido, requerimos activar algunas cookies y hacer tu navegación más agradable.    Más información
Privacidad